Slide background
Slide background

Contáctenos al teléfono: 2562-8901

El Asma y La Alergia

El asma bronquial es una enfermedad pulmonar crónica inflamatoria. Es una enfermedad que afecta a los bronquios pulmonares (pequeños tubos que llevan aire a los pulmones), de forma constante y por largo tiempo (crónico) ocasionando una inflamación de los mismos (se cierran esos tubos y el aire no pueda pasar). Esto se convierte en una amenaza para la vida, puesto que dificulta el paso de aire y la persona puede dejar de respirar. El asma es un trastorno inflamatorio de los bronquios, de tipo crónico y persistente, caracterizado por episodios de dificultad respiratoria, tos, sibilancias (sonidos a la hora de respirar) y opresión torácica, que son generalmente reversibles, pero que pueden ser severos y algunas veces fatales. Los episodios de asma se producen a veces espontáneamente y en la mayoría de las ocasiones como repuesta a factores desencadenantes como: infecciones virales, alérgenos ambientales (polen, moho, ácaros), ejercicio físico, alimentos, procesos emocionales, irritantes químicos y fármacos.

Los síntomas característicos del asma suelen estar generados y acompañados hasta en un 85-90% de cuadros alérgicos y/o síntomas de rinitis alérgica, como suelen ser: estornudos muy frecuentes, comezón de nariz, congestión nasal, escurrimiento nasal de moco como “agua”. Cuando el asma es desencadenada por estos factores se le conoce como asma extrínseca. Sin embargo, el otro 10-15% de los pacientes, pese a que se les estudia ampliamente, no se logra establecer la causa concreta que le desencadena el asma; esta situación médica es conocida como asma intrínseca. En general se sabe que el asma extrínseca comienza más frecuentemente en niños y adultos por debajo de los 40 años, y que cuando empieza por encima de esta edad es más probable que sea un asma intrínseca.

Sin embargo, la investigación clínica demuestra que muchas personas con asma pueden controlar mejor su enfermedad, si saben más de ella. Dicha información deberá siempre de provenir de un médico neumólogo o alergista especializado, lo que ayudaría a reducir los síntomas de asma o los ataques, ayudando a mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Los síntomas comunes del asma incluyen:

  • Tos seca y en ocasiones con flemas
  • Sensación de opresión en el pecho
  • Disnea (dificultad para respirar)
  • Silbancias (ruidos cuando respira)
  • Sensación de ahogo

Los síntomas de asma extrínseca pueden ser disparados por varios factores, entre ellos:

1. Factores alérgicos

Los alérgenos del medio ambiente contribuyen ampliamente al desarrollo y control de los síntomas alérgicos-asmáticos. Los más frecuentes son:

  • Alérgenos del medio ambiente: pólenes, hongos, ácaros, cucaracha, caspa de animales como el perro y el gato, ocasionan con mucha frecuencia episodios de asma.
  • Agentes químicos irritantes como: perfume, humo de tabaco, desinfectantes, agentes comunes para la limpieza como cloro y jabón. Crema corporal, shampoo, entre muchos otros.
  • Cambios climáticos: frío, calor, viento, lluvia y sequedad.

2. Factores infecciosos
Infecciones virales o bacterianas que afecten a la nariz y senos paranasales, o bien que lleguen directamente a los pulmones. Estas infecciones no sólo desencadenan crisis de asma, sino que también pueden ocasionar episodios muy severos de dificultad para respirar.

3. Ejercicio físico
Siempre se debe de tomar en cuenta que el ejercicio físico como: natación, ciclismo, atletismo, etc; puede ser un condicionante de las crisis asma. Recordemos que existe una pequeña población de pacientes que presentan asma desencadenada por el ejercicio.

4. Enfermedades no respiratorias
La enfermedad por reflujo gastroesofágico, es un padecimiento que puede ocasionar crisis de asma bronquial, Se cree que el ácido del estómago debido al reflujo gastroesofágico desencadena síntomas respiratorios en asmáticos por un mecanismo de broncoconstricción (reacción de estrechamiento del árbol bronquial) secundaria a irritación del árbol bronquial, entre muchos otros factores.

5. Acción de ciertos medicamentos
Medicamentos como la aspirina han demostrado que en pacientes asmáticos y sensibles a esta sustancia, que cuando toman este medicamento producen excesivamente sustancias químicas conocidas como leucotrienos. Los leucotrienos causan contracción en los músculos que rodean los tubos bronquiales, causando silbido en el pecho y falta de aire.

6. Factores alimentarios
Intervienen en las crisis de asma de la misma forma que los inhalados biológicos como el polen y los ácaros. Los alimentos dependerán de cada personas y pueden ser desde: huevo, leche, trigo, maní (cacahuate) hasta la piña, no exenta a ningún alimento. Amplié esta información en el capítulo de alergia a los alimentos.

7. Factores emocionales
Ansiedad y estrés emocional son factores muy conocidos que pueden llagar a desencadenar una crisis de asma.

Entendiendo el Asma de origen Alérgico

El asma alérgica es la forma más común de asma. Muchos de los síntomas de asma alérgica y no alérgica son los mismos (tos, silbancia, disnea y opresión en el pecho). No obstante, el asma alérgica es originada por la inhalación de alérgenos como ácaros del polvo, caspa animal, polen, moho, etc. También puede estar ocasionada por la ingesta de alimentos como leche, huevo, trigo, cítricos, etc. Lo anterior ocurre mediante una reacción compleja, que ocasiona que el músculo que rodea los pasajes de las vías respiratorias de los pulmones (bronquios) se inflame y se hinche, disminuyendo el paso de aire y dando como resultado: dificultad para respirar, tos, silbancias y otros síntomas del asma. Los síntomas de esta reacción alérgica se producen gracias a las sustancias y células que se liberan durante este suceso, como lo son la histamina y los leucotrienos.

Realización de diagnóstico y búsqueda de tratamiento

Es importante que las personas que presentan de asma bronquial busquen tratarse con un especialista en asma. En este caso los criterios pueden ser muchos y variados, lo que sí es cierto es que, un paciente asmático alérgico deberá de ser visto por dos médicos especialistas.

El primer especialista que tiene que valorar al paciente es un neumólogo. Él establecerá si es realmente un problema de tipo obstructivo o restrictivo, además mediante unas pruebas respiratorias, hará con exactitud el diagnóstico de asma. Es el único especialista reconocido capaz de realizar el diagnóstico de forma certera.

Por otra parte, una vez que el diagnóstico y el tratamiento del asma se han establecido, el paciente deberá de ser evaluado por un alergista o médico capacitado en alergias (como la Dra. Alexa). La doctora le realizará numerosas pruebas para determinar con exactitud las sustancias a las cuales la persona es alérgica y así establecer un diagnóstico certero e iniciar el tratamiento adecuado según los resultados. De confirmarse la alergia del paciente, la Dra. Alexa, identificará sus disparadores alérgicos y desarrollará un plan que ayudará a evitar esos alérgenos. La Dra. Alexa le preparará un tratamiento completamente personalizado para cada paciente, según el sexo y la edad, lo que contribuye a que el tratamiento sea efectivo en un 95%. Además creará una dieta especial para que mejore el sistema inmunológico (sistema de defensa del organismo) y el paciente esté más protegido.