Slide background

Contáctenos al teléfono: 2562-8901

Congestión Nasal

Generalidades
 

Muchas personas piensan que una nariz se congestiona (se tapa) debido al exceso de moco espeso. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la nariz se congestiona cuando los tejidos que la recubren se inflaman debido a la inflamación de los vasos sanguíneos y/o de los mismos tejidos nasales.

 

Los recién nacidos tienen que respirar a través de la nariz. La congestión nasal en un bebé en los primeros meses de vida puede interferir con la lactancia y, en raras ocasiones, puede causar problemas respiratorios serios. La congestión nasal en niños mayores y adolescentes generalmente no es más que una molestia, pero puede causar otras dificultades.

 

La congestión nasal puede interferir con los oídos, la audición y el desarrollo del habla. La congestión nasal severa puede interferir con el sueño.

 

Cuando la congestión nasal en un niño pequeño es sólo en un lado, hay que pensar primero que el niño puedo haberse introducido algo dentro de la nariz.

 

Causas variables de la Congestión nasal

 

La congestión nasal puede ser causada por muchos y muy variados factores. Entre los más comunes se encuentran:
1. Resfriado común o Gripe
2. Rinitis alérgica u otras aergias
3. Infección nasal o Sinusitis
4. Presencia de cuerpo extraño en fosa nasal (niños pequeños)
5. Uso excesivo de algunas gotas o aerosoles nasales por más de 3 días, que pueden empeorar la congestión nasal ocasionando Rinitis Medicamentosa, como sucede con el uso de OXIMETAZOLINA
6. Pólipos Nasales
7. Embarazo
8. Rinitis Vasomotora

Cuidados en el hogar

BEBÉS Y NIÑOS PEQUEÑOS

  • Para bebés o lactantes que son demasiado pequeños para sonarse su nariz:
  • Compre gotas nasales con agua salada (solución salina) o compre suero salino y un gotero para vaciar.
  • Deje al niño boca arriba, poniéndole una toalla enrollada por debajo de los hombros. Ponga 2 ó 3 gotas nasales salinas en cada fosa nasal y espere de 30 a 60 segundos.
  • • Voltee el niño boca abajo para ayudar a que el moco drene. Usted puede usar una pera de goma (aspirador) para bebés con el fin de ayudar a extraer el moco. Exprima el aire fuera de la pera y luego coloque suavemente la punta dentro de la fosa nasal. Deje que el aire entre de nuevo en la pera, halando con ella el moco fuera de la nariz. Exprima el moco sobre una gasa.

Otras sugerencias para ayudar a los bebés y los niños pequeños abarcan:

  • Levante la cabecera de la cama de su hijo. Ponga una almohada debajo de la cabecera del colchón o ponga libros o tablas debajo de las patas de la cama en el lado de la cabecera.
  • Anime a su hijo a beber bastante líquido. Suministre con frecuencia leche materna o leche de fórmula (si no toma leche materna) a los bebés pequeños. Los niños mayores pueden beber líquidos adicionales, pero éstos deben ser sin azúcar.
  • Usted puede ensayar con un vaporizador de aire fresco, pero evite humidificar demasiado el cuarto. Limpie el vaporizador todos los días con blanqueador.
  • Usted también puede vaporizar la ducha del baño y meter a su hijo allí antes de llevarlo a la cama.
  • Los aerosoles nasales y los medicamentos para la tos y el resfriado no se recomiendan para niños menores de dos años. Estos medicamentos tampoco parecen ser eficaces en niños mayores.

¿Cuándo contactar a un profesional médico?

  1. Consulte con el médico especialista en otorrinolaringología si usted o su hijo presenta cualquiera de los siguientes síntomas:
  2. Congestión nasal acompañada de hinchazón de la frente, los ojos, los lados de la nariz o las mejillas.
  3. Congestión nasal junto con visión borrosa. Aumento del dolor de garganta o puntos blancos o amarillos en las amígdalas u otras partes de la garganta.
  4. Episodios de tos que duran más de 10 días
  5. Una tos que produce mucosidad de color amarillo verdoso o gris.
  6. Congestión nasal que dura más de 2 semanas e interfiere considerablemente con la vida.

¿Qué puede esperar en el consultorio médico?

Su médico especialista en otorrinolaringología le hará una serie de preguntas y formará lo que llamamos historia clínica. Una vez que tiene toda la información, le deberá de realizar en consultorio un examen conocido como: Endoscopía rígida nasal (también se puede realizar la nasofibroscopía flexible). Mediante este estudio el médico puede ver directamente por dentro de la nariz e inclusive hasta la entrada del seno maxilar, esto ayuda a realizar un diagnóstico más preciso. Posteriormente, podrá el médico solicitar algunos estudios como:

  1. Pruebas cutáneas para alergias. Si hay alergia, se debe de establecer la causa real, para iniciar un tratamiento con vacunas
  2. Exámenes de sangre (como CSC o fórmula leucocitaria)
  3. Cultivo del esputo y cultivo de garganta
  4. Tomografía de Nariz y Senospanasales