Alergia a la humedad o moho (Alergia al frío)
 

El moho está formado por hongos que pueden encontrarse en exteriores o interiores. Crecen mejor en condiciones cálidas, mojadas y húmedas. Si tiene lugares mojados o húmedos en su casa, probablemente tendrá hongos. El moho puede causarle problemas de salud. Inhalar o tocar moho o esporas de moho puede causar reacciones alérgicas o crisis de asma en personas sensibles. Puede causar infecciones micóticas. Además, la exposición al moho puede irritarle los ojos, la piel, la nariz, la garganta y los pulmones.

 

Mucha gente tiene reacciones alérgicas cuando está nublado, llueve o va a llover, cuando hay niebla o en días especialmente húmedos y creen que padecen alergia a la humedad o al frío. En realidad lo que tienen es alergia los hongos.

 

No se trata de hongos comestibles, sino de hongos muy pequeños, microscópicos, de moho. De repente, cuando  la temperatura y humedad son favorables, de los hongos salen las esporas, unas células que les sirven a los hongos para reproducirse. Y cuando hay esporas en el aire, aparecen las reacciones alérgicas.

 

No es un fenómeno que suceda en una época determinada del año, sino en cualquier momento, dependiendo de la temperatura y la humedad; aunque, es más frecuente en invierno o época lluviosa (para los países tropicales).

 
¿Dónde hay hongos?
 

En general en lugares húmedos. Dentro de la casa, son frecuentes en viviendas húmedas y mal ventiladas, en manchas de humedad, pero también en:

  1. Trasteros y desvanes
  2. Sótanos
  3. Bodegas
  4. Baños
  5. Neveras
  6. Despensas
  7. Botes de basura
  8. Alfombras
  9. Debajo de los fregaderos
  10. Equipos de aire acondicionado descuidados
  11. Macetas

Al aire libre, en:

  1. Tierra
  2. Vegetación
  3. Madera en descomposición

En lugares de trabajo:

  • Silos y almacenes de frutas y verduras
  • Establos
  • Industrias que usan la fermentación (lácteos, cervezas, medicamentos)

*En realidad hay muy pocos lugares libres de hongos y mohos: se les encuentra desde el nivel del mar hasta los 3.000 metros de altitud.

Síntomas de alergia a la humedad (alergia a los hongos):

  • Estornudos
  • Lagrimeo
  • Tos
  • Comezón de ojos, nariz y garganta
  • Ojos enrojecidos
  • Moqueo, no hay pañuelo que se resista
  • Pitos o ruidos en el pecho

Consejos para alérgicos a la humedad (hongos):

En casa:

  • Eliminar de la vivienda las manchas de humedad.
  • Reparar filtraciones.
  • Ventilar el baño después de ducharse o bañarse.
  • Limpiar con lejía las zonas húmedas (lavabos, fregaderos, etc.).
  • Eliminar las basuras rápidamente.
  • Mantener limpio el frigorífico.
  • Evitar las plantas de interior.

Exteriores:

  • No salir al campo en días húmedos, fríos y/o lluviosos.
  • Evitar sótanos, almacenes de granos y bodegas.
  • No cortar la hierba (no hacer el jardín).
  • No recoger hojas secas.

*Atención: la humedad puede también influir en la alergia a los ácaros o al polen.

Pan con moho