El polen es otra de las principales causas de alergia (la mayoría de la gente conoce la alergia al polen con el nombre de fiebre del heno). Los árboles, los arbustos, el césped y la hierba de prados y pastos liberan estas partículas minúsculas al aire para fecundar otras plantas. La alergia al polen es estacional, y el tipo de polen al que es alérgico un niño determinará cuándo presentará síntomas alérgicos. Por ejemplo, en los estados del Atlántico Medio de EE.UU., la polinización de los árboles comienza en febrero y marzo, la de los pastos tiene lugar entre mayo y junio, y la de la ambrosia entre agosto y octubre; por lo tanto, las personas que sean alérgicas a estos tipos de polen tendrán más probabilidades de presentar síntomas en esas épocas del año.

 

La determinación de los niveles de polen que hay en el aire puede ayudar a las personas alérgicas al polen a saber en qué medida pueden empeorar sus síntomas en un día en concreto. Los niveles de polen suelen ser más altos por la mañana y en los días cálidos, secos y ventosos, mientras que son más bajos en los días húmedos y fríos. Los niveles de polen que se facilitan en algunos partes meteorológicos locales, aunque no suelen ser exactos, pueden ayudar a planificar las actividades al aire libre.

 

El polen puede viajar miles de millas por el aire. Los árboles, el pasto y la maleza que están a millas de distancia pueden causar síntomas de asma.

 

Pasos para Controlar sus Reacciones al Polen

 

Usted puede mantenerse alejado de lo que causa sus   reacciones alérgicas. Su salud puede mejorar si hace algunos cambios. Su dormitorio es el lugar más importante para empezar. El dormitorio es el lugar en el que  las personas se pasan la mayor parte del tiempo. Además,  usted debe:

  1. Mantener las ventanas y puertas cerradas cuando tiene problemas.
  2. Usar el aire acondicionado.
  3. Alejarse de lugares en los que hay mucho polen durante la primavera y el otoño.
  4. Tómese una ducha, lávese el cabello y cambie su ropa después de trabajar o jugar fuera.
  5. Hay algunos purificadores de aire especiales que pueden remover el polen. Hable con su doctor acerca de éstos. El purificador de aire puede que no funcione si hay polen en las alfombras y en los muebles.