Los ácaros del polvo son una de las causas más frecuentes de la alergia. Estos insectos microscópicos viven a nuestro alrededor y se alimentan de los millones de células de piel muerta que se desprenden cada día de nuestros cuerpos. Los ácaros del polvo son el principal componente alérgico del polvo doméstico, que contiene muchas otras partículas como, por ejemplo, fibras de tejidos y bacterias, así como alérgenos microscópicos de origen animal. Los ácaros del polvo abundan en la ropa de cama, los tapizados, las alfombras y las moquetas, las cortinas, libros, ropa vieja, juguetes de peluche, adornos, etc.

 
¿Cuáles son los síntomas que nos ocasiona una reacción alérgica a los ácaros del polvo?
 
Los síntomas pueden variar de una persona a otra, pero por lo general se presentan las siguientes molestias:

1. Tos

2. Crisis de estornudos

3. Congestión nasal

4. Abundante moco trasparente como agua

5. Comezón en los ojos, oídos, nariz o garganta.

6. Comezón en el cuerpo
 
¿Cómo se puede controlar el polvo en interiores?
 
Las siguientes son medidas que le pueden ayudar a disminuir la cantidad de polvo en su hogar:

  1. Cubra el colchón, y la base del colchón con un forro especial a prueba de  polvo. Estos forros normalmente están hechos de materiales plásticos.  Si hay más de un colchón en el dormitorio, todos los colchones  deben ser cubiertos de la misma manera. Debe de colocar cinta adhesiva de tela  sobre todo el cierre del forro.
  2. Lave toda la ropa de la cama y las almohadas una vez por semana en agua caliente a 130 grados F.
  3. Meta las almohadas en forros a prueba de polvo (igual que el colchón).
  4. No duerma en la alfombra.
  5. Quite la alfombra del dormitorio.
  6. Use muebles de madera o plástico en lugar que muebles tapizados en el dormitorio.
  7. La persona que es alérgica a los ácaros de polvo no debe usar la aspiradora o permanecer en casa cuando están aspirando.
  8. Use un aparato de aire acondicionado.
  9. No use humidificadores o vaporizadores, estos aumentan la humedad y esto aumenta las posibilidades de ácaros de polvo.

La alergia a los ácaros de polvo se puede controlar.  Esto puede hacer una gran diferencia para usted.