La hipoacusia es la pérdida de la audición y las causas que la originan pueden ser muchas y muy variadas. Entre las más frecuentes se encuentran:

  • Herencia
  • Enfermedades como las infecciones de oído y la meningitis
  • Trauma en la cabeza
  • La ingesta de algunas medicinas como ciertos antibióticos
  • Exponerse mucho tiempo a ruidos fuertes
  • Envejecimiento

Existen dos tipos principales de pérdida de audición. Uno ocurre cuando hay una lesión en el oído interno o en el nervio auditivo. Este tipo es permanente. El otro tipo ocurre cuando el sonido no puede llegar al oído interno. Eso puede producirse por acumulación de cera, de líquido o por la perforación del tímpano. También cuando existe un “desgaste” de los huesecillos del oído.

Cuando los problemas auditivos no se tratan, pueden empeorar. Si tiene problemas con la audición, debe buscar ayuda con un médico especialista en otorrinolaringología.

 

Los siguientes factores contribuyen a la hipoacusia relacionada con la edad:

  • Antecedentes familiares (la hipoacusia relacionada con la edad tiende a ser un mal de familia).
  • Exposición repetitiva a ruidos fuertes.
  • Tabaquismo (los fumadores tienen mayor probabilidad de tener tal pérdida auditiva que los no fumadores).
  • Ciertas afecciones médicas y medicamentos también contribuyen a la hipoacusia relacionada con la edad. Aproximadamente la mitad de todas las personas de más de 75 años de edad tienen algún grado hipoacusia relacionada con la edad.

Síntomas de la pérdida auditiva por la edad (Presbiacusia):

 

La pérdida auditiva ocurre lentamente con el tiempo. Es muy difícil oír sonidos de alta frecuencia, como alguien hablando. A medida que la audición empeora, puede volverse difícil oír sonidos de tono más bajo.

Los síntomas abarcan:

  • Ciertos sonidos parecen demasiado fuertes
  • Dificultad para oír cosas en áreas ruidosas
  • Los sonidos de tono alto como “s” o “th” son difíciles de distinguir entre sí
  • Las voces de hombres son más fáciles de oír que las de las mujeres
  • Las voces de otras personas suenan refunfuñonas o enredadas
  • Zumbido en los oídos

Los síntomas de presbiacusia pueden parecerse a otras afecciones o problemas médicos. Hable con el médico si tiene cualquiera de estos síntomas.

Tratamiento

 

No existe cura conocida para la Presbiacusia (hipoacusia relacionada con la edad) y el tratamiento se concentra en mejorar el desempeño diario. Lo siguiente puede ayudar:

  • Audífonos
  • Amplificadores telefónicos y otros dispositivos de ayuda
  • Lenguaje de señas (para aquellos con hipoacusia severa)
  • Lectura del lenguaje (como lectura de los labios y el uso de señas visuales puede ayudar a la comunicación)

Se puede recomendar un implante coclear para ciertas personas con hipoacusia muy severa. Esto se hace por medio de una cirugía. El implante hace que los sonidos parezcan más fuertes, pero no restablece la capacidad auditiva normal.

Expectativas (pronóstico)

 

La hipoacusia relacionada con la edad es progresiva, lo cual significa que empeora lentamente. La pérdida auditiva es permanente.

Complicaciones

 

La hipoacusia puede ocasionar tanto problemas físicos (no escuchar una alarma de incendio) como psicológicos (aislamiento social). Puede conducir a la sordera profunda.

Situaciones que requieren asistencia médica

 

La hipoacusia debe evaluarse lo más pronto posible para descartar causas potencialmente reversibles como demasiada cera en el oído o efectos secundarios de medicamentos. En algunos casos la pérdida súbita de la audición indica la presencia de un tumor; así que por favor, si usted o un familiar suyo tiene una pérdida de la audición súbita o repentina, acuda cuando antes con un médico especialista.