Es una obstrucción del conducto auditivo externo con cera (cerumen).

Importancia del Cerumen o Cera del oído

El conducto auditivo externo está revestido por folículos pilosos y glándulas que producen un aceite ceroso denominado cerumen. El cerumen protege al oído atrapando el polvo, las bacterias, microorganismos y otras partículas extrañas, para impedir que penetren y le causen daño a este órgano. El cerumen también ayuda a proteger la delicada piel del conducto auditivo externo para evitar que se irrite cuando le entre agua. El cerumen generalmente se abre paso hasta la abertura del oído, donde cae o es eliminado con el lavado.

 

En algunas personas, las glándulas producen más cera de la que puede eliminarse fácilmente del oído. Esta cera adicional puede endurecerse en el conducto auditivo externo y bloquear el oído. Con mucha frecuencia, el cerumen puede obstruir dicho conducto si uno trata de limpiar el oído y accidentalmente empuja la cera más hacia lo profundo de éste.

 

Síntomas que se presentan si existe un tapón de cerumen en el oído

  • Dolor de oído
  • Llenura en el oído o sensación de que el oído está taponado
  • Ruidos en el oído (tinnitus)
  • Hipoacusia parcial (dificultad para escuchar) que puede empeorar

 

Tratamiento

El otorrinolaringólogo es el médico especialista encargado de limpiar los oídos, así que no permita que nadie más le toque su oído, porque le puede ocasionar una lesión o un problema mayor: Si usted cree que puede tener un tapón en el oído, acuda inmediatamente con su médico especialista para que él mismo (que está ampliamente entrenado) sea quien le limpie su oído

Nunca intente usted mismo lavarse el oído o extraer el cerumen con ganchos para pelo, cotonetes u otros utensilios que más bien lo pueden dañar.

 

Expectativas (pronóstico)

El tapón de cerumen en el oído generalmente responde bien a los intentos para extraerlo, pero puede presentarse de nuevo en el futuro. La hipoacusia por lo general es temporal y la audición normalmente retorna por completo después de extraer el tapón.

 

¿Cómo se previene la formación de tapones en el oído?

La mejor forma de prevenir la formación de tapones es limpiando los oídos con Los codos, así es, no tocando los oídos es la mejor forma de prevenirlos. Los oídos no se limpian con cotonetes, hisopos, aplicadores ni otros utensilios. La mejor forma de hacerlo es cada mañana, después del baño y con la toalla con la cual se secó y el dedo índice, limpiar directamente con ese dedo el conducto. Recuerde que la cera se forma por fuera y no por dentro, así que no le debe de caber el dedo dentro del oído para poderlo limpiar.

 

¿Se deben limpiar los Oídos?

La respuesta es NO. No es necesario. El conducto auditivo tiene un mecanismo de “autolimpieza”, el cual permite que la piel del conducto migre desde el tímpano hasta la parte externa del oído. La cera vieja es transportada constantemente en el conducto auditivo hacia la concha de la oreja donde usualmente se seca y se cae.. La presencia de tapones de cerumen se debe a la manipulación del conducto con copitos, pinzas para el cabello o con una punta de una servilleta enrollada. Estos objetos empujan la cera hacia adentro y pueden lacerar muy fácilmente la piel del conducto, la cual es frágil y delgada. En cantidades normales la cera es saludable y sirve como capa protectora para la piel del conducto auditivo donde actúa como un repelente del agua.