El ronquido y la apnea del sueño

Introducción
Una tercera parte de nuestra vida la pasamos dormidos, y el sueño de buena calidad es parte fundamental para conservar una buena salud. Durante muchos años se había creído que el ronquido era sinónimo de buen sueño. Hoy en día es sinónimo de enfermedad; debido a que en la mayoría de los casos el ronquido es manifestación de la dificultad con la que el individuo respira por colapso de la vía aérea superior
El Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) afecta al 10% de los hombres mayores de 40 años que ronca. Aunque en las mujeres es algo menos frecuente, la presentación es casi igual que en los hombres en la edad post menopausia. Se trata de pacientes con ronquido en la mayoría de los casos (aunque no siempre) intenso y frecuentemente el compañero(a) de dormitorio refiere pausas intermitentes en la respiración (éstas pausas son conocidas como apneas. Esta serie de ronquidos con pausas en la respiración es lo que se conoce comúnmente como: Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño.

Conceptos generales
La apnea es una parada respiratoria (el paciente deja de respirar) de más de 10 segundos de duración.
La hipopnea es un descenso del flujo aéreo de más del 50% durante 10 segundos o más. Esto se puede comprobar con estudios del sueño

Se considera Síndrome de Apnea del Sueño (SAS) o Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) cuando se presentan más de 10 apneas o hipopneas por hora.

Esto es un proceso muy complejo y que puede ocasionar grandes complicaciones en la salud del individuo que lo presenta. Abarca desde el simple ronquido, con su importancia social, hasta el SAS o SAOS producido por las apneas o hipopneas de mayor o menor intensidad que originan complicaciones cardíacas, neurológicas o respiratorias y somnolencia diurna. Así como un “simple” ronquido puede iniciar

como un ruido molesto y que no deja dormir, hasta desencadenar un infarto y muerte súbita.
La obstrucción de la vía aérea en adultos se puede dar principalmente por 3 grandes causas obstructivas:

1. Que existe un problema a nivel nasal que obstruya o impida el flujo normal de aire como por ejemplo la desviación del tabique nasal o la hipertrofia de cornetes.
2. Que exista caída del paladar blando, lo que origina una úvula muy grande que entorpece el paso aéreo
3. Que coexistan los problemas 1 y 2 simultáneamente.
En niños las causas más frecuentes de roncopatía y apnea del sueño son:
1. Crecimiento anormal de las adenoides
2. Crecimiento anormal de las amígdalas palatinas
3. Secundaria a una alergia respiratoria
*Cabe mencionar que todas estas causas pueden estar presentes en un solo niño.

La cirugía conocida como Adenoamigdalectomía, es actualmente el mejor y más útil tratamiento contra el crecimiento anormal de estos tejidos. Se puede realizar a partir de los 3 años de edad y en niños aún más pequeños cuando se trata sólo de crecimiento de adenoides. Actualmente se realiza con radiofrecuencia lo que genera menor tiempo quirúrgico, menor riesgo anestésico, menor tiempo de recuperación y menos dolor postoperatorio. VIDEO YOUTUBE.

El siguiente diagrama muestra el paso de aire durante una respiración normal y durante una respiración con dificultad
Cuando el paciente ronca es por la reducción de la vía aérea superior (2) de tal manera que el esfuerzo que se requiere para respirar es mayor. Cuando la vía aérea superior se obstruye por completo el paciente entra en APNEA que literalmente significa dejar de respirar (3). Se requiere de un esfuerzo respiratorio extra para romper dicha resistencia, que en la mayoría de los casos se genera por:

Factores predisponentes
Se calcula que más del 40% de los roncadores padecen SINDROME DE APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO que requiere ser tratada (Rauscher y cols., 1993).

La apnea obstructiva del sueño es más frecuente en:
• Sobre peso* (índice de masa corporal mayor de 25)
• Historia familiar de ronquido e hipertensión
• Circunferencia de cuello mayor a 17 pulgadas (43 cm)
• Ingesta de alcohol
• Ingesta de medicamentos para dormir.
• Obstrucción nasal crónica; por desviación del tabique nasal o cornetes grandes, entre otros factores nasales. Cualquiera de ellos genera una presión negativa mayor en la faringe durante la inspiración y mayor colapso.
• Amígdalas y adenoides crecidas (más frecuente en niños).
• Paladar y úvula grandes
• Alteraciones de la estructura craneofacial. (mandíbula corta, entre muchas otras).

*Los pacientes pueden tener uno, varios o ninguno de estos factores predisponentes.
*Es importante aclarar que el 50% de los pacientes con apnea obstructiva del sueño no tienen sobre peso.
En resumen, los factores más peligrosos del SAOS son:

1. Factores endógenos:
o Sexo: Varón
o Edad : 40 a 60 años
o Alteraciones faciales
o Antecedentes familiares

2. Factores exógenos:
o Sobrepeso
o Tabaco
o Alcohol
o Sedantes
o Sedentarismo

MANIFESTACIONES CLÍNICAS DE LOS PACIENTES CON RONCOPATÍA Y/O SAOS


1. Alteraciones nocturnas
o Sueño de comienzo rápido.
o Despertares precoces y frecuentes.
o Movimientos bruscos / Agitación
o Pausas respiratorias.
o Hipersudoración.
o Nicturia / Polaquiuria / Poliuria.
o Salivación en la almohada.
o Reflujo gastroesofágico.

2. Alteraciones diurnas
o Somnolencia excesiva.
o Astenia.
o Cefalea.
o Irritabilidad.
o Alteraciones de memoria (pérdida de la memoria reciente).
o Alteraciones de la libido (el individuo no tiene ganas de tener relaciones sexuales).
o Depresión.

-El ronquido frecuentemente es intenso y se escucha en muchas ocasiones hasta fuera de la recamara.

  • -La somnolencia es uno de los síntomas más frecuentes. Sin embargo el paciente encuentra para la somnolencia y para la mayoría de los síntomas que se mencionan, alguna justificación como; El tener mucho trabajo, tener mucho estrés, tener más de 50 años etc.
  • -La verdad es que la enfermedad aparece muy lentamente y el paciente va “acostumbrándose” a la enfermedad hasta que en muchos casos la situación se vuelve preocupante.
  • -Los trastornos de la personalidad son frecuentemente manifiestos como irritabilidad o depresión y nos es raro que veamos pacientes en nuestra consulta en tratamiento psiquiátrico incluso con fármacos durante años.
  • -La pérdida de interés en mantener una actividad sexual regular aparece casi en el 50% de los pacientes con SAOS y al igual que los otros síntomas pueden ser revertidos con un tratamiento adecuado.
  • -Resulta fácil entender que cualquier persona con dos o tres de los síntomas mencionados tendrá una muy mala calidad de vida, además de que su misma situación genera con relativa frecuencia situaciones de fricción con los miembros de la familia.

COMPLICACIONES
El Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño condiciona en quién lo padece la posibilidad de complicaciones en varios órganos y sistemas, de tal manera que las posibilidades de las siguientes enfermedades son estadísticamente mucho mayores en ellos:
• Depresión
• Hipertensión arterial
• Enfermedad coronaria
• Infarto del miocardio
• Hemorragia cerebral
• Accidentes automovilísticos

Algunas de las complicaciones cardiovasculares más frecuentes son:
• Bradicardia
• Taquicardia
• Extrasístoles Ventriculares
• Infarto de Miocardio
• Asistolia

En los pacientes que no son detectados y tratados, las expectativas de vida son significativamente menores.
Un factor de riesgo agregado en los pacientes con SAOS es la posibilidad de accidentes automovilísticos generados por la somnolencia excesiva en donde se pone en peligro el paciente mismo y obviamente a terceros.
En definitiva, independientemente de la causa los pacientes con SAOS deben inmediatamente buscar ayuda con un otorrinolaringólogo con experiencia y someterse a un buen tratamiento, para así evitar complicaciones.

Algunas de las complicaciones socio-profesionales son:

• Disminución de la atención en el trabajo y en la conducción de vehículos.
• Disminución de la capacidad de concentración y de resolución de problemas.
• Peligro de micro-sueños durante los cuales se realiza una tarea usual de forma automática.
• Miedo a dormirse.
• Negligencia.

DIAGNÓSTICO Y ESTUDIO CLÍNICO ORL

1. Historia Clínica detallada
• ¿Desde cuándo ronca?
• ¿Con qué intensidad?
• ¿En qué posición suele dormir?
• ¿Ha aumentado de peso?
• ¿Fuma?, ¿Bebe?, ¿Toma sedantes?
• ¿El ronquido le supone un problema en la convivencia con su pareja?
• ¿Descansa bien?
• ¿Tiene somnolencia excesiva durante el día?

2. Exploración vía endoscópica
• Exploración de cavidad oral
• Exploración de fosas nasales y rinofaringe.
• Exploración de orofaringe e hipofaringe.
• Exploración de laringe.
• Exploración cervicofacial.
*Toda la valoración médica debe de ser realizada por un otorrinolaringólogo especializado con experiencia en roncopatía y mediante un estudio de endoscopía.