La disfonía es un trastorno crónico (a largo plazo) de la voz, donde existe lo que la gente conoce como “ronquera”. Es ese cambio de voz que hace que la misma se escuche más grave o que casi no se escuche.

 

¿Cómo se produce la voz?
 
La voz es un mecanismo complejo. Se produce un tono fundamental al pasar el aire que viene de los pulmones a través de las cuerdas vocales y luego ese tono se articula a nivel de la faringe y la cavidad oral, produciendo la voz. La voz nos permite reconocer a una persona aunque no la estemos viendo. Refleja los estados de ánimo, cuando uno esta alegre, abatido o desanimado.
 
¿Cuáles son las causas de disfonía?
 
Existen diferentes causas. Las más frecuentes son:
 
• Laringitis aguda: Producida por infecciones virales del tracto respiratorio superior, o abuso vocal
• Laringitis crónica: Secundaria a Reflujo gastroesofágico, tabaquismo, exposición a irritantes en el trabajo o contaminación ambiental.
• Nódulos, pólipos: Generalmente asociados como el Reflujo gastroesofágico y el abuso de la voz (común en maestros)
• Técnica vocal inadecuada.
• Cáncer de laringe: Asociado a tabaquismo y Reflujo gastroesofágico
• Parálisis de los pliegues vocales: Secundaria a daños del nervio laríngeo recurrente. Se asocia a infecciones virales, tumores de tórax, tiroides, cirugía del cuello o del tórax.

 

¿Cómo se puede tratar?
 
En la mayoría de los casos la voz se aclara en forma espontánea. Existen algunas medidas que pueden ayudar a disminuir los síntomas:
 
Disfonía leve:
• Reposo de la voz
• Tomar abundantes líquidos
• No fumar
• No ingerir alcohol, bebidas con cafeína o comidas condimentadas
 
Disfonía recurrente o severa:
Las personas que presenten los siguientes síntomas deben visitar el otorrinolaringólogo:
• Disfonía mayor de dos semanas, haciendo énfasis en los fumadores
• Dolor de garganta sin los síntomas de una infección viral
• Dificultad para tragar
• Masa o aparición de un abultamiento en cuello
• Tos crónica con cambios de la voz
• Disfonía severa por varios días
• Cambios constantes en la intensidad de la voz

 

¿Cómo se evalúa al paciente disfónico?
 
El paciente disfónico sebe ser evaluado por el Otorrinolaringólogo, dado que es el médico que tiene la formación y los medios técnicos adecuados para explorar la laringe.
 
Después de una historia clínica detallada del problema de la disfonía y del estado general de salud, se hace un examen físico, y como parte de este se realiza la nasofibroendoscopía flexible, esto con el fin de visualizar directamente las cuerdas vocales y poder observar si existe alguna lesión sobre ellas.
 

¿Qué tratamientos existen?

 
1. Manejo médico
 
El control de los factores predisponentes como el tabaquismo, el uso de alcohol, bebidas con cafeína, la contaminación del medio ambiente etc. son muy importantes en el manejo del paciente. Los pacientes en los que se sospeche un problema de reflujo gastroesofágico: disfonía crónica o intermitente, molestia al tragar, sensación de cuerpo extraño en la garganta, ardor de garganta al levantarse, carraspera etc., y se haga un diagnóstico adecuado pueden mejorar con un tratamiento médico.
 
2. Terapia de la Voz
 
La mayoría de los pacientes no tienen lesiones estructurales en la laringe, y los problemas de la voz se relacionan con la forma que ellos utilizan la voz. Los foniatras son los profesionales encargados de estos padecimientos.

 

3. Cirugía
 
Cuando se identifica una lesión estructural de la laringe, esta se puede operar mediante una microcirugía. Esta se realiza generalmente con anestesia general, utilizando un laringoscopio y un microscopio para magnificación del campo quirúrgico. Después de retirar la lesión se envían los tejidos extraídos a patología.
 
Si se diagnostica un tumor maligno se debe hacer el tratamiento adecuado. Entre los recursos para el tratamiento de los tumores de la laringe se encuentran: la cirugía láser, la cirugía convencional y la radioterapia.

 

Micronódulo de cuerdas vocales. Causan con frecuencia disfonía, especialmente en maestros y en quienes abusan del uso de la voz.