Mejorar la calidad de vida de los pacientes con asma, alergia respiratoria y problemas del ronquido principalmente, sin dejar de lado todas aquellas patologías respiratorias y no respiratorias que se pudieran también presentar. Mejorando estos padecimientos, mejoramos también la relación intrafamiliar y de pareja; fortaleciendo aún más el núcleo familiar.